TESTAMENT + EXODUS, 22 de mayo, Sala París 15, Málaga (El día de la infamia).


Siempre es grato el escribir unas líneas sobre un concierto en el cual te lo has pasado realmente bien, porque las palabras salen solas y acabas trasmitiendo parte de lo vivido a aquellos que se dignan en leerte. Por el contrario, hay otras, unas pocas, que lo mejor es incluso callarse y prestar tu atención en otros asuntos, sobre todo para no hacerte mucha más mala sangre. Pero no, esta vez sí que hay que contar todo lo sucedido, sobre todo, para ver si la unión de todas las voces y malas crónicas hace palidecer de vergüenza a aquellos que resulten ser los culpables de todo lo que mal vivimos el pasado viernes día 22 de mayo en Málaga. Una fecha, que parafraseando a Roosevelt, pasará a la historia como EL DÍA DE LA INFAMIA.

Tras varios meses detrás de poder fletar un bus hasta Málaga por parte de esta asociación, algo que conlleva su trabajo y que hace que algunos compañeros y miembros de METALMERIA tengan que estar pendientes de reservas, precios, horarios, teléfonos y otros pormenores, quitándote parte de tu tiempo libre o incluso de trabajo en algunos casos, conseguimos, por fin, que todo estuviese en su lugar y pudiesemos irnos sin mayor problema que el de llegar a tiempo para poder disfrutar de las actuaciones de EXODUS y TESTAMENT.

El viaje trascurría de la forma más placentera posible, en donde, las risas y bromas, fueron la tónica de las algo más de tres horas que tardamos en arribar hasta las proximidades de la ya maldita por siempre para el Thrash Metal Sala París 15. Todos nos hacíamos nuestras propias cábalas sobre como si o como no sería el show, aunque si hubo algunas lamentaciones por dos hechos que ya en si no gustaban demasiado, primero, que GARY HOLT no venía con EXODUS, algo que no se anunció por ningún lado y que de no ser por crónicas de días anteriores, nadie, repito, nadie, lo hubiéramos sabido. Y segundo, resulta que, la tan anunciada gira de TESTAMENT tocando tan solo temas de sus tres primeros discos resultaba ser más una campaña de marketing que una realidad fehaciente, porque no se produjo, tocando temas de otros álbumes, con lo que, las mentiras u ocultaciones ya planeaban como sombras a nuestro alrededor.

Otro punto algo extraño y que me dejaba algo pensativo era la forma en la que todos aquellos que tenían que canjear su entrada anticipada por la digamos oficial se hacía. Colocaron unas mesas a la entrada de la sala, si, justo en la entrada, no se hacía en taquilla, cosa que podía convertirse en un problema, porque al estar tan próximas a las entradas no quiero ni pensar que hubiera pasado si la gente hubiera tenido que salir corriendo desde dentro hacia fuera por algún imprevisto, en donde lo más normal es que se hubieran producido choques, embotellamientos o cualquier otra situación muy problemática, así que, segundo punto negativo del día, porque la seguridad es lo primero en este tipo de eventos y no se bien a que lumbreras se le vino a ocurrir el hacer algo así.

EXODUS:

Entramos para dentro, venga, que el concierto no se demorará mucho más allá de la hora establecida, porque estas bandas son profesionales y no dejan gran cosa al azar ¿Ah sí?, entonces ¿Por qué EXODUS empezaron antes de la hora anunciada?, porque fue curioso como algunas personas que había justo a mi lado decían que tenían a amigos aún fuera y que habían venido a ver precisamente a esta banda, con lo que uno de ellos tuvo que salir como alma que lleva el Diablo a por sus compañeros y decirles que EXODUS ya estaban repartiendo a diestro y siniestro.

Dejando de lado el mal sonido, porque esa fue otra, el sonido andaba mal, el grupo dejó por el camino canciones como ICONOCLASM, PIRANHA, BLOOD IN BLOOD OUT o CHILDREN OF A WORTHLESS GOD, esta última sonando ya de una forma vil y lastimera, llegando al culmen de despropósitos cuando sonando BONDED BY BLOOD nos quedamos a oscuras y se corta el sonido de forma abrupta. Bueno, pensé, esto puede pasar, no ha sido la primera vez y no será tampoco la última, total, que después de un breve momento de impase, un buen montón de abucheos (los primeros de la noche), da comienzo de nuevo el concierto, volviendo con la misma canción, pero, retomándola por donde el sonido les había cortado, algo que nunca entenderé ya que he visto hacer lo mismo a un buen número de formaciones a lo largo de los años, para eso comiénzala desde el principio y quedas como un señor, pero he aquí que el infortunio aparecía de nuevo, cortándose la electricidad de nuevo y con la misma canción, algo que ya hizo que la gente se pusiera nerviosa en extremo, porque ya no solo fueron abucheos, gritos o insultos, no, ya incluso hubo lanzamientos de vasos hacia el escenario y es que, parecía que todos “barruntábamos” que iba a suceder después. Tan solo decir que RETRO SOUZA se despedía, nos decía que así no podían continuar y que adiós, hasta otra, algo que no les reprocho, porque con la carrera que llevan ya a sus espaldas no tienen porque soportar las incompetencias de otros.

Más información en: EXODUS OFICIAL

TESTAMENT:

Sigamos bebiéndonos algo era lo único que podíamos decirnos los allí congregados, porque ante la eterna espera para que TESTAMENT salieran a escena poco más podíamos hacer, y es que tener que esperar más de una hora, si más de una hora, nos llevaba a que los únicos beneficiados fueran los dueños de la sala, que hicieron caja y muy buena diría yo, imaginad a 1100 energúmenos allí metidos y que no van a tomarse una Coca Cola precisamente.

Por fin, salen TESTAMENT al escenario, eso después de que ya el ambiente estuviera no caldeado sino lo siguiente, mucho más aún cuando sonando los primeros acordes de OVER THE WALL todo se vaya al traste ya de una forma bochornosa y digna del tercer mundo. Veías como los músicos se miraban los unos a los otros con claros síntomas de incredulidad y de vergüenza ajena, sentándose sobre el atrezzo del escenario e incluso, el mismísimo CHUCK BILLY sacándose una hamaca y riéndose, señalando al público y gesticulando, queriendo decirnos que lo sentía y que había que tomárselo todo con una dosis de paciencia, regalando un cubo lleno de cervezas a las primeras filas, cosa que de poco sirvió viendo como el público ya no estaba para más chorradas e improvisaciones muy a pesar de los coros repetidos y guiños a la banda.

Y aquí la prueba:


Comenzamos de nuevo, pero eso sí, hay que esperar algo más de media hora para que aquello empezase a rodar de nuevo, en donde ya CHUCK BILLY nos dice algo así como que tocarán lo que puedan recortando porque hay un horario que cumplir y punto. Tocan THE PREACHER, el delirio, la gente no parecía ser consciente de que el show iba a ser muy corto y ya no solo por las palabras de CHUCK BILLY, sino porque cuando da inicio INTO THE PIT se consuma la debacle, se escucha a BILLY soltar unos improperios dirigidos no sé bien a quien, aunque me lo imagino y decir que no se escuchaba, que ya estaba harto y se largaba, dejando cariacontecidos a sus compañeros y teniendo que ser ALEX SKOLNICK el que tome el micrófono como pudo y dejando un esperpento posterior digno de una película de humor negro. Adiós, aquí terminó el concierto, se marchaban, cabreados, desesperados y creo que hasta queriendo poner pies en polvorosa, porque abajo ya la indignación había dado paso a la furia.

La lluvia de objetos ya pasó a ser tormenta, caían vasos desde todas partes, aún así un firme y paciente STEVE DIGIORGIO salía de nuevo para pedirnos perdón en un “macarrónico” español, cariacontecido, avergonzado diría yo, seguido de un supuesto miembro de la organización, aunque no sé muy bien quien era ese tipo, pero, por mucho que nos quiso también decir y de sobre todo querer convencernos de que no era culpa suya, le sobrevino también una avalancha de vasos, llenos y vacíos, yéndose para dentro de forma precipitada.

¿Había terminado todo? No, que va, seguimos, porque el guión de esta telenovela es amplio en exceso. Vuelven TESTAMENT al escenario, pero, sin CHUCK BILLY, cogen sus instrumentos y se ponen a tocar no sé bien que cosa, como si fuera un ensayo o cualquiera sabe, pero, NO HABÍA MONITORES ENCENDIDOS y los técnicos de sonido ni estaban y ni se les esperaba, mirabas atónito hacia las mesas y veías que estaban solas, que habían dejado al grupo salir hacia la picota, formándose ya una bola de tintes descomunales, TESTAMENT haciendo el ridículo al querer contentarnos de esa bochornosa forma y, encima, los técnicos dados a la fuga, INCREIBLE. Veinte minutos después, cuando DIGIORGIO nos pide disculpas por enésima vez, alguien de su staff sale a por él y se lo lleva y creo que para bien, porque ya cuando dos tipos saltaron el foso y se subieron al escenario aquello podía terminar de unas formas violentas, mientras CHUCK BILLY supuesto líder de la banda desaparecido, ya se comió el marrón su compañero.

Más información en: TESTAMENT OFICIAL

Después de todo el puñetero fiasco, vámonos de aquí, pensé, aunque eso ya te lo decían también algunos miembros de la seguridad de la sala, pues empezaron a invitar a toda la gente a que saliera, pero, cuando llegamos a la puerta, la fechoría se consumaba, se habían formado varias colas para la reclamación del importe de la entrada y, lejos de intentar remediar o contentar a la gente con buenas palabras, nos encontramos con, un buen número de dotaciones de la policía nacional, algunos de ellos ya dentro de las instalaciones de la sala y, para más inri, a un supuesto encargado de la sala que encima ya parecía regodearse de la gente diciéndonos poco más o menos que le traían al pairo nuestras reclamaciones, indignando aún más a algunas personas, a las que incluso algunos policías les tuvieron que decir que se calmasen y es que, menos mal que a nadie se le terminó de ir la cabeza, porque si no, se podía haber montado una batalla campal y sin sentido en los aledaños y salida de la sala, sobre todo al comprobar como alguno pasaba por mi lado llevándose la tapadera de algún inodoro.......MENUDO RECUERDO, jajajajajajajajaja.

Y aquí nos encontramos, sin saber a ciencia cierta quién o quienes son los responsables de tal atropello, porque, la sala emitió un comunicado, pero, un comunicado en el cual no dijo nada de nada, dejando aún más sombras de dudas y, la promotora parece estar en el limbo, porque, aunque considero que TESTAMENT y en especial su frontman, se equivocaron, la culpa no es de las bandas en ningún caso, eso que quede muy bien claro, evitando también entrar a valorar que pudo o no pasar con el equipo técnico, porque los diles y diretes fueron muchos esa noche y, nadie sabe a ciencia cierta que pasaba con las instalaciones o yo que se que.

La gente se moviliza para pedir la devolución de sus entradas (Pinchad AQUÍ), pero ¿Eso se producirá?, mucho me temo que no, aunque ya no solo está pendiente el reintegro de dichos importes, también está la muerte de toda la ilusión de mucha gente, que como por ejemplo nosotros, hemos pagado un bus PARA NADA y eso si que no lo vamos a ver ni en pintura, por no decir el daño realizado a la imagen de Málaga, una ciudad a la que ahora muchos se van a pensar volver en un tiempo para ver conciertos y si es que alguna gran banda ahora la pisa. PATÉTICO y con sensación de que nos han estafado, timado, engañado e incluso robado, pero luego nadie tendrá la culpa de todo ello ¿Apostamos?

Crónica realizada por BLACKANT.

Fotos realizadas por YEYES.